Trofeos de caza sin problemas en las aduanas 

Autor: Fernando Terán 

Artículo publicado en Club de Caza: http://www.club-caza.com/articulos/634teran.asp

Para todas las personas a quienes les guste la caza mayor el retorno a su país de los trofeos con garantías aduaneras suele ser una preocupación. Contar con la información correcta sobre la legalidad vigente así como sobre la logística necesaria y los inconvenientes que se pueden presentar hasta conseguir que el trofeo luzca colgado  en su pared es el punto de inicio para evitar sorpresas desagradables.

El primer factor a tener en cuenta para los cazadores que disfrutan de un safari de caza fuera de la UE pasa por conocer la existencia del CITES, (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) o Convenio de Washington, que protege el comercio, la importación y exportación de especies en peligro de extinción, rango en el que se suelen encontrar las piezas más deseadas en una buena jornada de caza.  


Dicho convenio, firmado en 1973 y ratificado por la mayor parte de los países, además de establecer la lista de animales protegidos, establece también la obligación de contar con los permisos especiales tanto de caza como de transporte. Todas las importaciones, exportaciones a terceros e introducciones de especies sujetas al Convenio han de estar autorizadas a través de un sistema de licencias.


Generalmente, los cazadores contratan un paquete a una empresa especializada en organizar safaris que proporciona el viaje, la estancia y los permisos de caza, además del servicio de pre taxidermia para trofeos e incluso su transporte al país de origen del cazador. Se paga un precio cerrado por todo el paquete que parece ofrecer todas las facilidades, pero más habitualmente de lo que se podría pensar el CITES que se nos facilita contiene fallos  en origen y el cazador se encuentra con problemas para que su trofeo pase por  las aduanas españolas.

Entre los principales problemas de CITES se encuentran fallos tan sencillos como que la especie cazada no esté bien especificada desde el punto de vista científico o que no esté redactado según la legalidad vigente, pero también se producen situaciones más complejas como que la aduana que visa el documento no esté reconocida para ello o no cuente con las suficientes garantías en términos de calidad legal.  Otro problema fundamental a tener en cuenta es el sanitario: los trofeos  deben contar con un tratamiento en el lugar de origen realizado por un taxidermista local que garantice unas condiciones sanitarias favorables para su transporte. La  taxidermia definitiva con todos los detalles se puede finalizar a su llegada a España, pero las garantías sanitarias para evitar posibles enfermedades son una exigencia ineludible, ya que este tipo de mercancía está sujeta a inspección en el primer punto de entrada a la Unión Europea.

Por todo ello es aconsejable contar con una empresa especializada en el sector que cuente con buenos corresponsales en los países donde se organizan safaris y además sean hábiles para gestionar el paso por aduanas de los trofeos. Es fundamental conseguir copia previa de la documentación que se debe presentar a la aduana española, para verificar con anticipación que todos los aspectos de la importación son correctos. Sólo contando con la verificación previa se debe autorizar el envío de los trofeos, de no ser así nos exponemos a que debido a posibles fallos el precio de la importación del trofeo puede llegar incluso a triplicarse debido a los costes de almacenaje.

Un cazador que desconozca la legislación vigente y no este bien asesorado se expone a multas por tráfico de especies protegidas. Si la mercancía no se acoge a las indicaciones del CITES sus trofeos  serán destruidos por la autoridad aduanera  y se pueden llegar a pagar gastos muy elevados de almacenaje, ya que los trofeos deberán permanecer en depósito temporal hasta que sea presentada la documentación necesaria que acredite su legalidad y además todos los datos estén correctos. Por ello es recomendable que  los cazadores cuenten con la información completa sobre la importación de trofeos,  así como  con una empresa que se encargue de gestionar su documentación lo que además de ahorrar tiempo y dinero, les evitará gastos innecesarios y unos cuantos dolores de cabeza al paso de sus trofeos por las aduanas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.