Hoy nos hacemos eco de la noticia de El País sobre la presentación en la Bolsa de Madrid del Informe 2015 “Posición internacional de la empresa cotizada española”, promovido por Telefónica y BME. El acto inaugural ha contado con la intervención de Jaime García-Legaz Ponce, Secretario de Estado de Comercio y Antonio Zoido, Presidente de BME.
El Informe pone de relieve la importancia e influencia que tienen las empresas cotizadas en Bolsa en el impulso económico exterior de la economía española. Este fenómeno creciente se ha acentuado en los últimos 25 años y la interpretación de los datos y cifras deja pocas dudas de la potencia expansiva que sobre los negocios y el capital tiene la conjunción de un mercado de valores moderno y eficiente con empresas capaces de convertir su cotización en Bolsa en el mejor aliado de sus proyectos de crecimiento. Buena prueba de ello es la elevada presencia y el liderazgo internacional que un buen número de españolas cotizadas tienen en el escenario económico y social internacional.
España es la 14ª economía del mundo por PIB. Esta posición mejora sensiblemente en términos de la presencia exterior por volumen de comercio y stock de inversión emitida y recibida. Las cotizadas, sobre todo grandes multinacionales, pero no sólo ellas, son la punta de lanza de un proceso que hoy se mantiene y debe continuar sumando en positivo.
Fuente: El País 
La facturación exterior de las empresas cotizadas en 2014 se acercaba a los dos tercios del total. Así, el 64% de la cifra de negocio total de las compañías del IBEX 35 tuvo su origen fuera de España, es decir, 264.000 millones de euros de un total de 412.000 millones. El porcentaje es casi el doble que el registrado hace veinte años y 17 puntos más alto que en 2007.
De las 111 empresas analizadas, en 25 se supera el 80% de cuota exterior. El mayor porcentaje de facturación exterior lo consiguen las empresas del IBEX Medium Cap con el 65,86%.
A día de hoy, las acciones de compañías españolas cotizadas que forman parte del IBEX 35 están presentes en carteras de 8.700 fondos mundiales. En marzo de 2015 está participación era de 113.500 millones de euros, el 16% de la capitalización total de las empresas españolas en Bolsa.
Los inversores institucionales de EE UU son los principales accionistas extranjeros del IBEX 35 con 36.562 millones de euros en 1.293 fondos. Le siguen los británicos con 18.902 millones en 926 fondos y los franceses con 16.835 millones en 888 fondos.
En 2014 seis valores españoles concentraron el 23% del volumen efectivo negociado por todas las compañías del índice EURO STOXX 50®. Esta proporción es muy superior a la que les corresponde por su capitalización en dicho indicador (13,2%) o la que tiene el PIB español en la Eurozona (10,8%). Santander, Telefónica y BBVA son, con diferencia, los valores del EURO STOXX 50® más negociados en los 4 años que van de 2011 a 2014. Repsol es 8º, Iberdrola 16º e Inditex 17º. Entre los 6 un volumen negociado por valor cercano a 2 veces el PIB español (2,2 billones de euros) en ese período.
Los inversores foráneos realizan el 82% de la negociación en acciones, españolas, frente al 60% de hace menos de una década. En los últimos dos años la inversión extranjera neta en sociedades españolas cotizadas se ha acercado a los 8.000 millones de euros por año. 
Uno de los objetivos de este Informe es subrayar una realidad: internacionalización y tamaño de la empresa son variables que se realimentan y, en ese proceso, la cotización de los negocios en los mercados de valores aporta valor. La apertura al exterior es, tal vez, una de las variables más significativas y cuantificables de ese proceso.
Las empresas españolas cotizadas son un grupo que representa el 0,1% del total de las compañías nacionales y su valor de mercado se acerca al 40% del total de estas. Son pocas empresas en términos relativos pero, como se deja constancia en el Informe, tienen destacada posición internacional por tamaño y participación en sus sectores mundiales de referencia. Sus datos son expresión de los efectos positivos de la fructífera relación entre empresas y mercados de valores.
Telefónica y BME, impulsores del estudio, con su dilatada experiencia pueden servir de paradigma de esta prolífica relación entre las empresas y los mercados de valores. La primera cotiza en Bolsa desde hace 90 años y BME cumplirá en 2016 diez años cotizando. Ambas organizaciones son punteras internacionalmente en sus respectivos sectores de actividad.
La apertura internacional de la actividad, la financiación y el capital de las empresas españolas es un elemento imprescindible para asegurar la conformación de un nuevo modelo de crecimiento económico y de generación de empleo menos vulnerable, más diversificado y más solvente ante ciclos adversos.

Fuente: El País  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.