Fernando Terán – Entrevista en Revista Alforja

«El certificado OEA acredita a las empresas como operadores de confianza para las aduanas»


¿Cuáles son los problemas aduaneros más habituales para la exportación de alimentos?
Habitualmente suelen ser los relativos a los productos perecederos, ya que hay que ser muy riguroso en el cumplimiento de las condiciones de transporte necesarias de cada producto como puede ser el mantenimiento de la cadena en frío, y tener siempre en cuenta los certificados o requisitos de exportación requeridos en el país de destino. 

¿Qué es el certificado OEA? 
Es el que acredita a las empresas como operadores económicos de confianza para las aduanas en el ámbito del comercio internacional otorgándoles una serie de ventajas que las colocan en una posición privilegiada, ya que las convierte en socios seguros y fiables que han demostrado unos estándares de calidad reconocidos en toda la Unión Europea.

¿Es válido para todos los países?
Se trata de una figura comunitaria con vocación de convertirse en un estatus de carácter mundial mediante procesos de reconocimiento mutuo entre las diferentes zonas comerciales. La Unión Europea ya tiene firmados protocolos con países como Suiza y Japón y está previsto que este año se firme con Estados Unidos. También existen avances en este sentido con estados como China o Australia, entre otros. 

¿Cuáles son las mayores ventajas que ofrece este certificado al exportador alimentario?
Se soportan menos controles aduaneros y la empresa cuenta con prioridad en los mismos, lo que da lugar a un ahorro significativo en cuanto a tiempos de tramitación o costes añadidos. Concede la posibilidad de optar al despacho nacional centralizado que permite concentrar los trámites de varias aduanas diferentes en una sola y otorga un plus de calidad y excelencia que mejora la competitividad empresarial. 

¿Cuáles son los requisitos que debe cumplir una empresa que desee obtener el certificado OEA?
Tener un historial satisfactorio de cumplimiento de los requisitos aduaneros, demostrar un adecuado sistema de gestión empresarial, acreditar la solvencia financiera de la Compañía, cumplir unas normas mínimas de seguridad respecto a las instalaciones y mercancías y tener en plantilla profesionales con formación académica en aduanas, comercio o transporte internacional. 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.